La economía de la educación es una rama de la economía que se encarga de estudiar todos los asuntos económicos relacionados con la educación.

El comienzo de esta se realizó con la relación entre la misma educación y los resultados obtenidos en el mercado de trabajo. Desde allí, el campo ha crecido ampliamente hasta abarcar la mayoría de áreas relacionadas con la educación.

La educación es, en cierta parte, una inversión, puesto que al adquirirla se aprenden todo tipo de conocimientos que generarán dinero en el futuro. El capital humano es un tipo de inversión en educación, ya que permite que los trabajadores desempeñen mejor sus labores.

Por otra parte, la educación escolar es financiada por el gobierno en la mayoría de países. Sin embargo, existen tanto defensores como detractores. Los primeros creen que la educación pública fomenta la igualdad, mientras que los segundos piden que haya alternativas, como el caso de los vales.

En ciertos países, la educación superior también es financiada por parte del gobierno, lo cual genera que haya más profesionales. Aunque también suele recibir críticas.

La globalización y economía de la educación se encuentran unidas, ya que la primera ha permitido que la segunda se expanda.

Educación y beneficios económicos para la población

El nivel de educación de la población es más alto en los países ricos en los que el nivel de igualdad es alto y más bajo en los que el índice de desigualdad es mayor. Por ejemplo, Finlandia domina este índice por un margen bastante amplio y destaca por ser un país en el que la inequidad es muy baja. En Estados Unidos, el nivel de educación no es bajo; sin embargo, la desigualdad es demasiado alta, lo que termina afectando ese índice, el cual podría ser mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *