La inflación es el aumento de los precios de un mercado en un lapso de tiempo determinado. Eso quiere decir que el poder adquisitivo de la moneda disminuye.

Esta puede tener efectos sobre una economía de diversas formas, los cuales pueden ser positivos o negativos.

Entre los efectos negativos de la inflación están incluidos: la devaluación de la moneda a largo de un periodo de tiempo, la escasez de bienes y el bajo nivel de ahorro e inversión como consecuencia de la incertidumbre generada por el valor de la moneda.

Un efecto positivo de la inflación es el aumento de consumo por parte de los ciudadanos. Aunque la mayoría de efectos de la inflación suelen ser, más que todo, negativos.

Tipos de inflación

  • Inflación por la política monetaria: Este tipo de inflación depende las políticas tomadas por parte del Banco Central. La emisión de dinero se incrementa por encima de la demanda real y el poder adquisitivo del dinero disminuye.
  • Inflación autoconstruida: Es cuando existen posibilidades de haya inflación en el futuro, por lo que se van ajustando los precios gradualmente para que el impacto sea menor.
  • Inflación por costos: El precio de la materia prima aumenta, lo que genera que el vendedor deba aumentar los precios para no tener pérdidas.
  • Inflación por demanda: Es generada por la ley de la oferta y demanda. Es decir, en el caso de que la demanda de bienes exceda su producción, los precios aumentarán.
  • Inflación por expectativas de inflación: Es el tipo de inflación ocasionada por los aumentos de salario que solicitan los trabajadores para no sufrir por los efectos de la inflación.

Puede interesarle leer sobre política monetaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *