Luego de que terminara la Guerra Fría, el optimismo era bastante alto, ya que se creía que las rivalidades entre potencias era cosa del pasado. Por ejemplo, el bloque soviético se desintegró y las dictaduras en países de América Latina terminaron.

Sin embargo, actualmente la competencia entre potencias ha vuelto de cierta manera, puesto que la reciente guerra comercial entre China y Estados Unidos ha generado preocupación alrededor del mundo. Por eso, la competencia geoestratégica se ha posicionado como una de las tendencias globales más importantes. Igualmente, la intensificación del nacionalismo en Estados Unidos genera preocupación.

Durante los últimos años, Rusia y China han tenido problemas con Estados Unidos. Rusia por temas más que todo políticos, como el caso de Ucrania. Por otra parte, los inconvenientes con China han sido más que todo comerciales, puesto que el país asiático es demasiado poderoso.

China ha sobresalido en bastantes encuestas por encima de Estados Unidos como la nueva superpotencia mundial, y no es casualidad, pues allí se elaboran millones y millones de productos que van a todas partes del mundo. Eso se presenta porque el país asiático es barato para las grandes compañías. Además, no se puede pasar por alto que China es el país más poblado del mundo.

Por otro lado, los problemas con Medio Oriente todavía continúan, a pesar de que ya no es tan grave como en años anteriores.

Sin duda, en la actualidad el principal problema de competencia geoestratégica en el mundo es la guerra comercial, la cual puede llevar a un escenario en el que Estados Unidos y China ocasionen una nueva crisis financiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *