Durante los últimos años, la salud ha empezado también a ser una parte importante de la economía, por lo cual ha surgió una rama de la economía conocida como “economía de la salud“. Esta tiene como objeto de estudio el consumo y cuidado de la salud mediante los conceptos, técnicas y herramientas de la economía tradicional.

En general, la economía de la salud se encarga de investigar la efectividad, eficacia, valor y comportamiento de las políticas y tratamientos de salud.

Esta economía busca el tratamiento y prevención de las enfermedades mediante la distribución igualitaria de los servicios y recursos. Esta rama de la economía es más eficaz en los países desarrollados.

Asimismo, otro reto que persigue la economía de la salud es capacitar a los encargados de la toma de decisiones para que la empleen y así mejoren los servicios prestados.

No obstante, todavía no se ha logrado una homogeneización en los avances de la economía de la salud en el mundo, probablemente por la falta de liderazgo, así que es un objetivo por cumplir.

Objetivos económicos clínicos

 Los tres objetivos de los médicos sobre economía en su práctica clínica son: 

  • Los pacientes se encargan de elegir las utilidades relevantes, es decir, las acciones clínicas principales.
  • La perfección en la medicina se alcanza a través de la eficiencia; sin embargo, antes de eso se debe conseguir la efectividad.
  • Incluir el coste de oportunidad en las decisiones terapéuticas o diagnósticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *