La política monetaria, también conocida como política financiera, es una rama de la política económica que emplea la suma de dinero en circulación como variable para controlar el mercado.

Si esta política se aplica para aumentar la cantidad de dinero, entonces es conocida como política monetaria expansiva. En cambio, cuando se utiliza para reducirla, recibe el nombre de política monetaria restrictiva.

Durante los últimos años, la política económica y el medio ambiente se han relacionado ampliamente, por lo cual la política monetaria de algunos países se ha enfocado en proteger al planeta.

Objetivos básicos de la política monetaria 

  • Aumentar el empleo para que los niveles de desocupación sean bajos.
  • Estabilizar el valor de dinero para, de esa forma, evitar la inflación.
  • Prevenir que haya desequilibrios en la balanza de pagos.
  • Elevar la tasa de crecimiento económico.

Tipos de política monetaria

Política monetaria expansiva

 Es el tipo de política que se emplea cuando la cantidad de dinero en circulación en el mercado es baja.

Los mecanismos que se emplean para aumentar la cantidad de dinero son:

  • Bajar las tasas de interés para incentivar la inversión, puesto que los préstamos bancarios serían más atractivos.
  • Comprar deuda pública y, de esa manera, aportar dinero al mercado.
  • Reducir el coeficiente de caja para que los bancos tengan la posibilidad de prestar más dinero.

Política monetaria restrictiva

Es el tipo de política que se aplica en el caso de que haya exceso de dinero en circulación en el mercado.

Los mecanismos que se utilizan para reducir la cantidad de dinero son:

  • Aumentar las tasas de interés para que el número de préstamos sea bajo.
  • Vender deuda pública para quitar dinero del mercado.
  • Aumentar el coeficiente de caja para que haya más dinero en los bancos y menos en circulación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *